Polizones

En un pasaje de la película Bladerunner, escuchamos el siguiente diálogo:

Tyrell: Nuestro lema, más humanos que los humanos. Rachel es un experimento. Empezamos a percibir en ellos extrañas  emociones, después de todo, son inexpertos emocionalmente, con unos pocos años para almacenar las experiencias que usted y yo damos por supuestas. Si les obsequiamos con un pasado, creamos un apoyo para sus emociones y consecuentemente podemos controlarlos mejor.

Deckard:  Recuerdos, usted habla de recuerdos.

Veamos … Mi PC/Parte_2 (D:)/ Fotografías/Barcelona´10/Selección/, bien… ante mí el registro fotográfico de aquellos días… ha pasado el tiempo suficiente pero las imágenes parecen  no pertenecerme, no evocan ningún recuerdo… nada, no funciona, falta algo, algo que de alguna forma recupere las conversaciones, los sonidos, la presencia de quién me acompañaba. La sensación que tengo es que cualquier otro pudo haber hecho las fotografías por mí… incluso me parece posible la turbadora idea de que haya sido ese otro el que ha decidido el encuadre y el tiempo de exposición, el que ha pulsado el obturador y continuado el paseo con mis acompañantes, luego, supongo, habrán cenado juntos…

El funcionamiento de la memoria es curioso ya que a pesar de que no toda la información contenida en la realidad es percibida conscientemente por nuestros sentidos, sus mecanismos  parecen crear un registro involuntario  donde se retienen los ángulos muertos de la conciencia. Toda esa información opaca  emerge en  los sueños  rescatando aquellas impresiones que escapan a nuestra vigilia para tejer los discursos más evocadores que podemos crear. Si durante la vigilia  absorbemos, analizamos e interpretamos todo aquello que percibimos conforme a unos códigos culturales que dejan poco margen a la interpretación, durante el sueño, el relato deja de basarse en la  causalidad.

Que la memoria, la creación de los recuerdos y la estructura de los sueños no respondan a un esquema espacio-temporal lineal,  implica que hemos de reconstruir, de hacer emerger las resonancias para al codificarlas, tejer nuestros discursos sintonizando la mezcla aleatoria de palabras, imágenes, sonidos, olores y demás polizones de la memoria.

Diego Germade_Arquitecto

Notas

1.  PAVEL FLORENSKYLa perspectiva invertida, Siruela.

Publicado en Ciudad | Etiquetado , , | 1 comentario

La interferencia

La interferencia constituye la estrategia esencial para que las imágenes se vuelvan borrosas, para evaporar la mortaja que el tiempo construye a su alrededor mientras cristalizan nuevos significados. Una condensación y dispersión constantes  que activan la tensión interna que hace que una imagen difumine sus contornos hasta devenir en otra. Thoreau¹ nos recuerda que “basta con que un hombre gire una vez con los ojos cerrados, para que este perdido”.

Digamos entonces que perderse, que provocar una interrupción cerrando los ojos, es hacer desaparecer el mundo exterior para construir uno interior, es un mecanismo que despierta la ambivalencia de las imágenes. El giro como interrupción del movimiento deshace los nudos, ayuda a desorientar las coordenadas, rompe la linealidad del discurso, de hecho, rotar, trazar un círculo, es paradójico en sí mismo ya que un destino en principio perfecto, cerrado y cíclico, al ser dibujado nos sorprende con la fuga como tentación continua.  El inestable perímetro por el que deambulamos, el borde sobre el que mantenemos el equilibrio, es un lugar compartido con los cuerpos contiguos, es la suma de partículas que perteneciendo a un espacio, lo son también del siguiente, insinuando un lugar borroso, un lugar innombrable, donde se agolpan la palabras.

¹ Henry David Thoreau, Walden

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicado en Arquitectura, Ciudad | Etiquetado , , | Deja un comentario

Dende as rúas da memoria

“Habitamos unha paisaxe mutante tecida con secuencias dispersas dun discurso alleo. Cada ollar, un lugar; cada xesto, un recordo. A cidade escóndese detrás dos acontecimentos que xurden a cada intre”.

Begoña Paz

¿ En que disciplina encaixar a obra presentada pola artista pontevedresa Begoña Paz na exposición “Dende as rúas da memoria”?.
Semella evidente que a fotografía é unha e escusa necesaria, un marco, un punto de partida dende o cal acometer un estudo espacial das posibilidades arquitectónicas que os modelos urbanísticos actuais non consinten. A hibridación de fotografía, escultura e arquitectura que xera cada obra móstranos de xeito cinematográfico que as cidades compóñense de lugares que semellan ser o resultado da combinatoria errada de posibilidades mal sintonizadas onde toman corpo certas circunstancias económicas, culturais e políticas deseñando secuencias urbanas illadas, alleas a cidade que as precede, revelándose a interrupción como pauta de crecimento. A falta de transición entre os varios discursos interrompidos, crea unha paisaxe que podemos definir como involuntaria, unha paisaxe que  non obstante, ollada co ángulo axeitado, permite espellar un discurso que revele a esencia do urbano xustamente alí onde non foi previsto, alí onde se presenta a oportunidade para reclamar o paseante como orixe do feito artístico, como axente capaz de subverter a experiencia urbana.

¿Cómo non recoñecernos neses seres grises de conxelada e ausente expresión, neses flaneurs involuntarios do aborrecemento urbano, das experiencias programadas polas autoridades competentes?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

” Habitamos un paisaje mutante tejido con secuencias dispersas de un discurso ajeno. Cada mirada, un lugar; cada gesto, un recuerdo. La ciudad se esconde tras acontecimientos que emergen a cada instante”
Begoña Paz
¿En que disciplina artística podríamos encajar la obra presentada por la artista pontevedresa Begoña Paz dentro de la exposición Dende as rúas da memoria ?.
Parece evidente que la fotográfia es una excusa necesaria, un marco, un punto de partida desde el que acometer un estudio espacial de las posibilidades arquitectónicas que los modelos urbanísticos actuales no consienten. La hibridación de fotografía, escultura y arquitectura que genera cada pieza  nos muestra de forma cinematográfica cómo las ciudades se componen de lugares que parecen ser el resultado de la combinatoria errónea de posibilidades mal sintonizadas donde toman cuerpo unas determinadas circunstancias económicas, culturales y políticas trazando secuencias urbanas aisladas, ajenas a la ciudad que las precede, revelándose la interrupción como pauta de crecimiento. Al no existir transición entre los diferentes discursos interrumpidos, se crea un paisaje que podemos definir como involuntario, un paisaje que sin embargo, visto con el ángulo adecuado, permite establecer un discurso que desvela la esencia de lo urbano precisamente allí dónde no ha sido previsto, allí donde se presenta la oportunidad para reivindicar al paseante  como origen del hecho artístico, como agente capaz de subvertir la experiencia urbana.
¿Cómo no reconocernos en esos seres grises de expresión congelada y ausente, en esos flaneurs involuntarios  del aburrimiento urbano, de las experiencias programadas  por las autoridades competentes?.

DG_BP

La exposición DENDE AS RUAS DA MEMORIA. Fotografía e espazos públicos en Pontevedra, se celebra en el Pazo da Cultura de Pontevedra desde el 14 de Abril al 28 de Agosto de 2011.

Publicado en Arquitectura, Ciudad | 2 comentarios

Contra las cuerdas

La imagen muestra el estudio del arquitecto japonés Tadao Ando.
Si, esa persona arrinconada al borde de una mesa secuestrada  por libros, lápices, bocetos y demás herramientas de diseño, es Ando. Como boxeador que fué, parece sentirse cómodo contra las cuerdas, prefiere adoptar una actitud de contención, habitar la trinchera desde la que afrontar la soledad del combate, desde la que  golpear ese vacío inescrutable que precede al nacimiento de una arquitectura.
Observando su mesa podemos intuir el origen de su obra, de los  espacios fundados por desnudos muros de hormigón que, limitando patios silenciosos, consintiendo simbólicas puertas o guiando ausentes haces de luz, articulan una visión total en la que lo táctil, el mundo háptico que diría Pallasmaa¹, prevalece sobre el visual.
Los espacios que Ando crea, se forjan en un despiadado cuerpo a cuerpo, en esa metáfora del refugio perdido que es el boxeo.

Notas

1. JUHANI PALLASMAA: Los ojos de la piel. La arquitectura y los sentidos, Ed Gustavo Gili, Barcelona,2010

DG

Publicado en sintonizando | Etiquetado , , | 1 comentario

Intersticios

El primer proyecto

El primer proyecto que te encargan es especial. Supone el primer contacto con “el mundo real”, “la calle” o “ahí fuera”, por citar alguna de las expresiones empleadas para definir ese período que a todo estudiante de arquitectura le espera tras la escuela. Imaginábamos ese “mundo real” como una utopía de ciencia-ficción en la que nos acecharían graves peligros que nos acabarían avocando a una especie de servilismo intelectual. Sin duda desconocíamos la amplia gama de perversiones que oferta el delirio cotidiano. Sin embargo, creíamos en nuestra capacidad para cambiar-el-mundo, nada menos que cambiar-el-mundo, ya que no teníamos nada que perder y siempre nos quedarían los concursos o esos-clientes-que-un-buen-día-llaman-a-tu-puerta-pidiéndote-uno-de-esos-proyectos-tuyos-pagándote-justamente-a-tiempo-y-respetando-siempre-tu-criterio-artístico-técnico.
Pues bien, allá por el año 2005, mientras esperaba mi oportunidad para salvar-el-mundo, alguien llamó a mi puerta. No era el mundo, sino un desconocido al que invité a entrar en cuanto nuestro silencio empezó a ser incómodo. Le sugerí que tomara asiento y le pregunté cuál era el motivo de su visita. Me comentó que estaba-pensando-construirse-una-casa-en-una-parcela-que-había-comprado. Acto seguido me mostró las siguientes anotaciones:

Hablamos de metros cuadrados

Hablamos de metros cuadrados y euros mientras trataba de distraer mi atención de aquel terrible mito encarnado, de aquel despropósito cuadriculado. Acepté el encargo y sin pedir ningún adelanto me propuse poner en práctica todo aquello en lo que creía –y aún creo- sin pensar mucho en términos de éxito o fracaso.

Nos encontramos

Nos encontramos en un valle extenso que desemboca en la ría de Vigo, dos accidentes geológicos, dos vacíos orográficos que confluyen  rebelándose el agua como materia esencial de su naturaleza. Agua en los arroyos, agua en la ría, agua en la bruma que sube por los cauces desde el mar, agua estancada en los campos. Agua y tiempo como constructores de paisajes, de lugares.

Habitamos un territorio

Habitamos un territorio de carácter heterogéneo y disperso donde es urgente entender la arquitectura como un filtro capaz de suturar las distintas escalas presentes en el paisaje. Detectar un ritmo, una secuencia de acontecimientos que condense ese “estar haciéndose” característico del urbanismo rural gallego, esa filtración de vegetación, asfalto, personas y edificaciones, para construir un lugar en el que coexista lo heterogéneo.
El intersticio, entendido como el intervalo que une o separa cuerpos contiguos, se convierte en el conductor conceptual de la propuesta, el engranaje de espacios, la estrategia para crear una arquitectura que habite el lugar.

La parcela

La parcela, de topografía plana, se desarrolla entre dos polos: la carretera que le da acceso y el bosque de robles autóctonos que la limita de forma natural.
Planteo una secuencia de muros curvos, un límite permeable que define dos niveles de diálogo con el entorno: en su cara convexa, orientada al Norte, expresan su carácter telúrico, su vocación de arraigamiento en el lugar, reflejando además la idea de movimiento implícita en la carretera ante la que se sitúan. En su cara cóncava, hacia el interior de la parcela y el bosque de robles, acogen un vacío donde se desarrolla un muro plegado orientado al Sur, este define los espacios interiores y su relación con la luz.
El interior de la vivienda, generado entre la fachada curva y la fachada plegada, se convierte en un vacío intermedio, el intersticio entre los límites exteriores donde los dos lenguajes se mezclan construyendo un espacio que filtra interior y exterior.

PLANO DE SITUACION A1 (PDF)

PLANTAS ALZADOS SECCIONES A1 (PDF)

Andando el tiempo

Andando el tiempo, presenté el proyecto a mis clientes y para mi sorpresa y felicidad, aceptaron. Imagino que el motivo principal era que no dejaba de cumplir sus necesidades programáticas y además, se divertían buscando parecidos, a saber: la  luna en fase creciente, el engranaje de un reloj, una mano agarrando algo, la quilla de un barco, una raíz…sin preocuparles lo que parece preocuparle a la mayor parte de clientes, que parezca una casa. Ya se sabe, no-llega-con-serlo-hay-que-parecerlo.

No nos engañemos

No nos engañemos, que alguien se entusiasme con una idea es lo mínimo que uno debe conseguir para afrontar con ciertas garantías su construcción, ahora bien, la coherencia de su ejecución puede verse comprometida una vez el cliente se anima a opinar sobre la que ya es su idea. En ese momento se abren dos caminos: el camino de la lucha centímetro a centímetro en la que no cedes en absoluto por-que-así-se-desvirtúa-la-idea, por-que-ese-material-que-propones-no-transmite-ninguna-emoción, por-que-debes-tener-paciencia-para-ver-el-resultado, por-que-no-es-cierto-que-el-cliente-siempre-tiene-razón… y probablemente no llegues al final, o el camino de la lucha centímetro a centímetro con una actitud menos rígida en la cual arriesgándote también a no llegar al final, quizás sepas elegir el momento ideal para las concesiones, sin perder demasiada autoridad  ni comprometer demasiado la coherencia del resultado final.
En la práctica, siempre que no estemos hablando de uno-de-esos-clientes-que-un-buen-día-llaman-a-tu-puerta-pidiéndote-uno-de-esos-proyectos-tuyos-pagándote-justamente-a-tiempo-y-respetando-siempre-tu-criterio-artístico-técnico, existen muchas pequeñas variaciones dentro de estos dos casos básicos en función de todos los imponderables humanos, climáticos, sociales, etc.

Al final

Al final, uno debe hacer autocrítica, claro que no inmediatamente, si hay algo que celebrar, celébrese, y luego ya se analizará con perspectiva qué pasó realmente.
Creo que siempre que se parta de un proyecto sugerente, es muy difícil que lo esencial no permanezca intacto, quizás no se consiga construir con los materiales que mejor expresen tu idea, quizás no se consiga reproducir la atmósfera que un día se imaginó para esos espacios, quizás tus clientes no se compren la-silla-Barcelona-de-Ludwig-Mies-van-der-Rohe-que tanto-luce-en-las-fotos, quizás no puedas evitar equivocarte, pero habrás evitado un despropósito como muchos de los que se han consentido.

DG

Publicado en Arquitectura, Ciudad | Etiquetado , | Deja un comentario